martes, enero 30, 2007

El recorrido de la verdad






En el curso de toda la introspección que estoy haciendo, no se me debe olvidar un hecho:

Que estoy a gusto en mi estado actual en lo corporal y lo social (mi cuerpo es genitalmente liso y llevo falda)

El argumento básico que he hallado para superar la transexualidad (no la disforia) es éste: Mi deseo básico es homoafectivo; si hubiese hallado a los diez años un amigo a quien admirar y que me quisiera, me hubiera identificado con él y la fobia genital no hubiera aparecido.

Hoy alego en contra: Mi homoafectividad es de género. Pero siempre hubiera aparecido una pasividad o dependencia sutil que se hubiese convertido en disforia (Por ejemplo: nunca he querido imaginarme de rey, sino de príncipe… valorado y querido; guardiamarina, juvenil; grumete, protegido)

Fundo moralmente este proceso de introspección sólo en la necesidad de Dios, que es la necesidad de verdad racional. No llego a fundarlo en la renuncia a mí mismo, el camino cristiano, porque es un camino de perfección que no tienen que seguir todos.

Ahora bien, todos necesitamos el camino de la verdad y al escribir estas líneas lo estoy siguiendo; sólo me apartaría de él si escogiera permanecer en la mentira.

Una reflexión final por ahora: mi bienestar con mi actual estado corporal y social es seguro; la suposición de que tener un amigo que me quisiera hubiera impedido la disforia, es hipotética.

Entre lo seguro y lo hipotético, los humanos debemos moralmente valorar lo seguro.

4 comentarios:

Lady Read dijo...

Hola Kim, decirte que tu blog me parece interesantisimo.

Estos temas son a veces tan desconocidos o mejor invisibilizados, que me parece una maravilla poder leerte.

Es fundamental conocer para respetar. He leido algo de teoría queer,además cuando mi salud me lo permite colaboro en un grupo de estudios queer. estoy empezando y me parece un mundo espectacular y muy interesante por descubrir.

Estoy segura que tu blog me será muy util como persona.

Un saludo.

Lady Read.

Kim Pérez dijo...

Muchas gracias, Lady Read, por tu mensaje tan estimulante.

Lo que más me puede agradar es que haya quien se reconozca de alguna manera en esta manera de pensar y si te interesa, es que estoy tocando la música precisa.

Mucho me asombra, pero a lo mejor es así.

Muchas gracias de


Kim

Lady Read dijo...

De nada, la diversidad humana es la clave para mi. Y creo que si la sociedad lo asumiera como premisa cambiarian muchas cosas.

Un saludo.

Lady Read

eduardo dijo...

Kim tu vida es ejemplar.
Ójala el discuros del Mismo estuvira dictado desde los Otros, sin nomenclaturas in taxonomias. Dicho esto borra el Mismo y borra los Otros.
Gracias Kim