jueves, abril 16, 2015

ANÁLISIS DEL SISTEMA

Kim Pérez

¿Quién manda en los sistemas sociales? 
Los Señores de la Economía
¿Quiénes son estos Señores?
En el Oeste, privados; en China, públicos y privados subordinados.
Vamos por orden.
Primero, el Oeste.
Los Señores de la Economía forman la Internacional de las Finanzas y, en segundo plano, de las empresas multinacionales de la Economía Real. La mayoría proceden, por orden, de los Estados Unidos, el Reino Unido, Europa y Japón; entre ellas, algunas son nacidas en España, como el Banco de Santander, Telefónica, Zara, pero no se pueden vincular a ningún Estado, porque están por encima de los Estados.
Son una clase social multinacional, un oligopolio en el que existen fuertes rivalidades, absorciones, hundimientos, éxitos, recién llegados, y también grandes acuerdos.
Los Cuerpos Políticos, en el Oeste actual, son sólo los ejecutores de esos acuerdos y los técnicos en el manejo de la población, bajo una apariencia de democracia que encubre el servicio generalizado a los grandes acuerdos. 
El Gobierno de los Estados Unidos, además, administra sus intereses militares, pero no es un Imperio, sino el primero de los servidores de los Señores de la Economía. 
El mayor acuerdo de los actuales es el método neoliberal, que consiste en la total libertad para los Señores de la Economía para ganar más dinero, subordinando para esto al resto de la población. 
El control ideológico de este acuerdo se consigue por medios de comunicación que dependen de la publicidad consumista y por tanto potencian el espíritu de seguimiento de las modas y entretenimiento acrítico.
En la incipiente Era Informática, cabe todavía la disidencia en las redes sociales, como se puede ver aún en páginas como ésta, pero se puede prever que, a medida que avanza el control y registro de las publicaciones, se desarrollarán sofisticados o brutales métodos de represión.
Ahora, expondré el sistema en China.
Los Señores de la Economía son allí los Cooptados por el Partido Comunista y los titulares de las grandes empresas, que les están subordinados.
Trabajan con criterios políticos, pero con métodos de economía de mercado. 
Con un régimen de Partido Único, el sistema es una dictadura total en lo político-económico.
Pero el principio de Señorío Político y Democrático de la Economía es muy importante, y es posible llevarlo a la práctica a partir de esta experiencia.
La ineficacia de otras empresas públicas durante el siglo XX se puede corregir mediante la alianza Capital Público (dominante) y Capital Privado (subordinado), en régimen de economía de mercado: la empresa se esforzará así en ser racional, para corresponder a las exigencias públicas y democráticas, y eficaz para responder a las inversiones privadas.

1 comentario:

julio-gerardo martínez martínez dijo...

Kinm eres de siempre y para siempre. Entrado en tu Blog me sorprende que en él haya tan sólo un comentario, cuando todo lo que en él planteas es un terrible, (viene de raíz-tierra, tremendo (viene de tremens-formidable) y definitivo DEBATE lleno de lucidez, todo ello me indica lo raído de Humanidad, que está nuestro Planeta-Hogar del Logos.Cordis corde, JG,Agazos>.